Go Visit Costa Rica
English|Español
 
 

Sarchi, Alajuela

Follow Javi the FrogJavi the Frog's NewsletterJavi the Frog's Facebook PageJavi the Frog's Pinterest Page
Costa Rica Ox Cart

Comparte con tus Amigos
Colindando con Grecia a pocos kilómetros esta el pequeño pueblo de Sarchi, conocido en toda Costa Rica por su belleza, su complejo arte, sus artesanías y souvenirs. Ubicado a unos 30 km. al noroeste de la ciudad de Alajuela, en la provincia de Alajuela; el pueblo de Sarchi es probablemente mas reconocido por sus coloridos y decorativos carros de bueyes que se hacen aquí desde hace siglos.

Sarchi esta a un viaje corto al noroeste de la capital San José en el imponente Valle Central. Puede ser visitado si usted va al Volcán Poas o el encantador Parque Nacional Juan Castro, ya que ambos están a solo una hora de viaje. La mejor forma de observar los bellos y espectaculares campos es que usted vaya manejando. Sin embargo recuerde ser cauteloso ya que las largas y curvas carreteras son generalmente muy angostas y no están claramente delineadas.

Sarchi es definitivamente el pueblo de artesanos en Costa Rica y muy conocido por sus vibrantes y bellos carros de bueyes que son hechos artesanalmente y vendidos por todo el país. Se consiguen a precios muy razonables y son comprados por los turistas. El carreta de bueyes es el símbolo nacional de Costa Rica y juega un rol clave en la historia del país ya que estos son usados para el transporte del grano del café a los mercados cercanos y lejanos. Estos carros de bueyes son muy vistosos y elegantemente esculpidos y usualmente pintados de colores fuertes. La fabrica mas antigua esta en Sarchi y es Joaquín Chaverri Oxcart Factory la cual fue construida en 1902 y se considera que es donde nació las artesanías de los carros de bueyes en Costa Rica.

También esparcidos por todo el pueblo se encuentran decenas de tiendas de muebles de madera y souvenirs que venden desde bellas vasijas o bandejas decoradas hasta utensilios tallados en madera, joyas y mascaras. En Sarchi también se encuentra mucho mueble de estilo y elegantes en madera y se consigue desde mesas y sillas hasta tocadores y escritorios. Estos ítems son usualmente dirigidos al mercado local y con frecuencia reflejan la cultura y tradición de Costa Rica.

Además de sus bellas artesanías, otra razón para visitar este encantador pueblo es su inusual iglesia que esta pintada de rosado y azul. Esta iglesia de doble torre fue construida en 1950 sobre el monte y mirando hacia el pueblo.

Hoteles Preferidos
El Silencio Lodge & Spa