Cachi, Cartago

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
La pequeña comunidad de Cachi se encuentra en medio de la belleza natural del Valle de Orosi en la provincia de Cartago. Cachi es más conocido por el lago y la presa del mismo nombre en la comunidad. Este pintoresco pueblo está rodeado de frondosos bosques, extensas plantaciones de café, ríos, cascadas y otras comunidades pequeñas, las cuales abarcan sus costumbres e historia profundamente arraigadas. Los viajeros interesados ​​en explorar la verdadera cultura costarricense podrán disfrutar del ambiente relajado de esta ciudad. Sin embargo, a pesar del tamaño, hay un gran numero de atracciones y actividades en la zona.

Sitios Locales

El lago de Cachi es un lago artificial construido en la década de 1970. Como uno de los primeros proyectos hidroeléctricos en el país, el lago y la represa de Cachi proporcionan poder y evitan riesgos de inundaciones en la zona. Aunque la estructura de esta ciudad se encuentra en notable contraste con el verdor que la rodea, es una sorprendentemente hermosa atracción para visitar.

Al ser Cachi una pequeña comunidad, una de las mejores maneras de explorarlo es con una bicicleta. Los viajeros podran encontrar un lugar para alquilar una, y disfrutar del paisaje a un ritmo pausado, o aventurarse en un viaje difícil a través de sus empinadas calles.

Además del lago y de la represa, una de las atracciones más destacadas de Cachi es la Casa del Soñador. Esta impresionante casona de madera es una estructura única diferente a cualquier cosa que haya visto. Elaborado por el artesano Macedonio Quesada, escultor y tallador de madera de fama mundial, la Casa del Soñador está hecha completamente de ramas de café y bambú. A pesar de que falleció en 1995, sus hijos ahora viven en este lugar. El estudio de la madera también cuenta con esculturas de todos los tamaños, que están disponibles para su compra por los visitantes. Así que usted podra llevar a casa un poco de la historia de Costa Rica con usted.

Atracciones Cercanas

Ubicada en Ujarras, una pequeña ciudad en el Valle de Orosi, la iglesia más antigua de Costa Rica es un espectáculo digno de ver. Construida en la década de 1560, la Iglesia de Nuestra Señora de la Limpia Concepción puede estar ahora en ruinas, pero el sitio ofrece un vistazo al pasado de la región. Hoy en día, el viajero encontrará un hermoso jardín, así como restos de la arquitectura colonial española tradicional.

El Parque Nacional Tapanti cuenta con algunos de los más exuberantes bosques nubosos vírgenes de la región. Con cerca de 18 kilómetros cuadrados de bosque nublado y una parte de la cordillera de Talamanca, este parque es uno de los más biodiversos del país. De hecho, el parque se compone de dos zonas de vida: bosque pluvial inferior y la selva tropical. El parque se extiende por más de 12.500 hectáreas y es el hogar de una gran variedad de vida silvestre, incluyendo más de 400 especies de aves y 45 especies de mamíferos.