Refugio Silvestre Peñas Blancas, San Jose

Mono Ardilla relajandose en un arbol
Mono Ardilla relajandose en un arbol
Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Situado a lo largo de la vertiente sur de la Cordillera de Tilarán, el Refugio de Vida Silvestre Peñas Blancas es una de las zonas más aisladas y menos frecuentadas protegidas en Costa Rica. Establecido en 1985, el Refugio de Vida Silvestre Peñas Blancas está escondido dentro de la ciudad del mismo nombre. Se extiende a través de más de 5.920 hectáreas y protege una gran variedad de flora y fauna, incluyendo pacas, venados, mapaches, mariposas, monos y más. Aunque el Refugio de Vida Silvestre no se encuentra en una de las zonas más populares del país, es increíblemente único y un lugar maravilloso para las personas que amen el aire libre. El área protegida se encuentra en su totalidad en la zona protegida Montes de Oro.

La reserva de la fauna está compuesta por más de 64% de la tierra cubierta de hermosos y frondosos bosques. Con diferentes tipos de terrenos y paisajes, el Refugio de Vida Silvestre Peñas Blancas hace transiciones desde bosque muy húmedos hasta bosques tropicales de tierras bajas a través de varias elevaciones. Cañones de roca y fluviales volcánicas hacen de este lugar un paisaje realmente único, árboles Gumbo-limbo, helechos, roble y cedro que salpican la tierra son algunas de las miles de especies que habitan la zona. Debido a la variedad de árboles en el parque, más de 70 especies de aves han sido documentadas aquí, por lo que es un lugar ideal para los observadores de aves.

El refugio debe su nombre a 'White Cliffs', que son depósitos de diatomita en los cañones a lo largo de varios lechos de los ríos de la región. Parecida a la tiza blanca, estos depósitos son en realidad restos de algas que alguna vez fueron comunes en esta zona hace miles de años, cuando Centroamérica estaba sumergida bajo el agua. Con una rica historia de deslizamientos de tierra, este refugio cuenta con estos depósitos, formados de conchas. Los viajeros no van a querer dejar de lado el río Jabonal, que cruza casi directamente a través del refugio, y posee un gran cañón donde los viajeros podrán apreciar estos depósitos.

Los senderos en el refugio de Vida Silvestre son escasos, pero el refugio es un lugar ideal para los que estén en busca de emociones. Excursionistas experimentados disfrutan de la caminata por el paisaje rocoso.

Increíble Senderismo & Camping

Si usted planea visitar este refugio, usted necesitara saber que no hay instalaciones para los visitantes. Si bien se permite acampar, usted necesitara estar bien abastecido si se queda en la zona, ya que la ciudad más cercana de Miramar se encuentra a bastante distancia del lugar.

El Refugio de Vida Silvestre Peñas Blancas tiene un terreno accidentado y escarpado, con rutas de senderismo desafiando a cualquier excursionista asiduo. La mayoría de los senderos no están en excelentes condiciones por lo que se le hará retador seguirlos.

Cuándo Visitar

Si usted está planeando viajar a este refugio, el mejor momento para planear su viaje es durante la estación seca, que va de diciembre a abril. Durante la temporada de lluvias, pueden presentarse deslizamientos de tierra, lo cual representa un gran peligro para los viajeros debido a los cañones escarpados. A veces, los caminos pueden inundarse y todas las personas quedar atascadas.

Cómo llegar al Refugio

Un vehículo de doble tracción es el indicado para dirigirse a esta zona, ya que las carreteras pueden ser un poco peligrosas y retadoras de conducir. Desde San Jose, la Carretera Panamericana se extiende al oeste de la ciudad de Miramar, que es la salida que los viajeros deben tomar.