Refugio Nacional de Vida Silvestre Bahía Junquillal, Guanacaste

Magnifica Ave Fragata inflando su garganta
Magnifica Ave Fragata inflando su garganta
Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Abarcando 505 hectáreas a lo largo de la costa noroeste de Costa Rica, el Refugio de Vida Silvestre Bahía Junquillal fue establecido en enero de 1995 para proteger los manglares costeros y los bosques secos de la región. Este refugio se encuentra dentro de la ciudad de La Cruz, en Guanacaste, y se encuentra a unos 33 kilómetros de Liberia colinda con el Parque Nacional Santa Rosa. Los visitantes pueden venir y explorar la fauna nativa, así como participar en actividades recreativas como el senderismo, la natación y el buceo. Con una temperatura media durante todo el año de 30 grados Centígrados y una precipitación de 1500 mm, este refugio es ideal en cualquier época del año.

Bahía Junquillal es uno de los mejores lugares para visitar si usted está en busca de un destino tranquilo, ya que esta playa es prácticamente virgen. Las cristalinas aguas color turquesa así como sus playas se extienden por 2 kilómetros, y son ideales para realizar un paseo con vistas que lo dejaran sin aliento. Las condiciones del agua también hacen que sea un gran lugar para bucear y nadar. El buceo, la pesca y la navegación también son populares aquí. La orilla es un sitio de anidación de tortugas marinas, lo cual hace muy fácil de apreciar para los viajeros, mientras observan la anidación de estas maravillosas criaturas.

Flora y Fauna

El Refugio de Vida Silvestre Bahía Junquillal es un gran destino para los observadores de aves, ya que hay una gran variedad de especies, especialmente de aves marinas. Algunas de las aves que residen en esta área incluyen a los pelícanos, loros, fragatas y muchas más.

Aunque este parque es uno de los más pequeños de Costa Rica, contiene una gran variedad de especies y tipos de vegetación. Los viajeros tendrán una buena oportunidad de apreciar a los monos capuchino, ciervos, cangrejos, iguanas, coatis y mapaches.

Cosas para Recordar

Un gran destino que combina el sol, la arena y la vida silvestre, Bahía Junquillal también posee una serie de senderos cortos para los entusiastas del trekking. Hay una zona de picnic y camping en el refugio, con habitaciones para descansar, un teléfono público, servicios de radio y otras instalaciones. Si le apetece acampar aquí durante la estación seca, algo que deberá de tener en cuenta es que el agua escasea durante esta época.

Con buen clima casi todo el año, aguas cristalinas y una amplia playa, esta zona es un lugar tranquilo y pacífico para relajarse sin muchas personas cerca de usted. A lo lejos, se pueden ver la cordillera de Guanacaste, así como el Volcán Orosí.

Cómo llegar Aquí

El refugio se encuentra justo al lado de la carretera Panamericana, los visitantes no tendrán mayor inconveniente llegar a esta zona de Costa Rica. Puede viajar aquí vía aérea, autobús o vehículo. El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber se encuentra a 1 hora del refugio, y también podrá tomar un vuelo regional directamente desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaria.