Turistas conocen un lado único de Costa Rica en el Parque Nacional Manuel Antonio.

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Los turistas que se dirigen al sur de Costa Rica saben que están camino a unas vacaciones bellas y divertidas, aunque muchos no saben cómo emplear su tiempo. ¿Planea dirigirse a una playa de arena blanca para tomar el sol y relajarse? ¿Piensa en una caminata a través de una selva tropical para tratar de ver algunas de las especies nativas y migratorias que se encuentran en toda la región? Afortunadamente para los visitantes de la costa pacífica de la nación centroamericana, una visita al Parque Nacional Manuel Antonio puede satisfacer ambas necesidades

Abarcando más de 4.014 hectáreas (16,24 kilómetros cuadrados), el relativamente pequeño parque nacional es un destino turístico cada vez más popular que da la bienvenida a un estimado de 150.000 viajeros cada año, según la página web del parque. El parque fue creado en 1972 y es un lugar popular para los días de campo y de exploración para los turistas.

Entre las principales atracciones del Parque Nacional Manuel Antonio están sus playas: playa Manuel Antonio, Espadilla Sur y Teldoro. Las resplandecientes costas están limpias y el agua es clara y apacible, siendo estas playas ideales para aquellos vacacionistas que buscan un baño relajante o simplemente un poco de silencio para una siesta a la sombra. La playa es también el hogar de una serie de animales únicos e interesantes, incluyendo mapaches, cangrejos fantasma o cangrejos de la arena y numerosas aves marinas.

Abundante Vida Silvestre

La vida silvestre es una gran parte de la aventura en el Parque Nacional Manuel Antonio, ya que el área circundante está llena de una fauna única que los turistas no deben perderse. El parque cuenta con un total de 109 especies diferentes de mamíferos y 184 tipos de aves, sin contar la infinidad de peces, crustáceos y otras criaturas del mar situado a la orilla. Los animales que los turistas pueden ver varían enormemente entre monos blancos y tucanes hasta iguanas negras y delfines. Para los interesados en conocer un poco más hay visitas guiadas de la fauna local.

Hermosa Caminatas

Los turistas con la esperanza de ejercitarse en el parque, también encontraran varios senderos de diferentes niveles de dificultad, que los llevaran a través de los lugares más interesantes del Parque Nacional Manuel Antonio y que representan una buena manera de disfrutar el día.

Si bien los alimentos y bebidas no están permitidas en el parque debido a la hambrientos y curiosos pizotes que deambulan por sus fronteras, hay una serie de restaurantes de calidad, supermercados y cafés en Manuel Antonio, el área que rodea el parque, y la cercana ciudad de Quepos, que se encuentra a corta distancia.