Geólogos encuentran una laguna caliente de actividad en el Volcán Turrialba

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Como país que alberga a más de una docena de volcanes en sus innumerables parques nacionales y reservas, Costa Rica ha sido durante mucho tiempo un destino codiciado por los más recientes y también los más experimentados geólogos, quienes lo visitan con la esperanza de lograr una mejor comprensión de la naturaleza de las erupciones volcánicas y tal vez predecir el futuro del sistema volcánico de esta nación centroamericana. Esas predicciones podrían ser muy valiosas en un futuro no muy lejano, ya que muchos de los volcanes de Costa Rica parecen haberse vuelto más activos en el último año, culminando con la erupción del 6 de enero, 2010 del volcán Turrialba.

Volcán Turrialba

El Volcán Turrialba, llamado así por la región en Cartago en que se encuentra, es un estratovolcán de tamaño considerable que se encuentra cerca de los 11.000 pies de altura y cuenta con tres grandes cráteres que han sido reconocidos por los científicos, durante mucho tiempo, por sus fumarolas y pozos de vapor de azufre. Normalmente, es un destino turístico muy popular en la zona debido a su rica biodiversidad, paisajes épicos y un ambiente sereno, Turrialba es hoy el refugio de los científicos, los trabajadores de parques nacionales y los investigadores de volcanes con la esperanza de obtener el control de la situación antes de que el volcán represente una amenaza para pueblos cercanos como San José.

Primera Erupción

El evento del 6 de enero fue la primera erupción del volcán Turrialba en más de un siglo, y los oficiales no arriesgaron la seguridad de la comunidad, como el Tico Times informó, alrededor de 25 personas de las comunidades cercanas tuvieron que evacuar la zona hasta que se considerara segura.

Desde el incidente en enero, el Volcán Turrialba ha permanecido relativamente inactivo mientras las autoridades han monitoreando la situación para reducir el factor de riesgo de una actividad sísmica en aumento. Sin embargo, los funcionarios aún están a la espera de permitir a los visitantes el poder regresar al Parque Nacional Volcán Turrialba hasta que sea oficialmente autorizado por las autoridades locales de El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica en la Universidad Nacional.

Mientras que el volcán no ha sido magmático en aproximadamente 150 años, geólogos y sismólogos locales e internacionales están entusiasmados ante la oportunidad de estudiar el volcán activo. En los meses transcurridos desde la erupción, la actividad se ha limitado a fumarolas, cambios aislados en las lecturas sísmicas para la región y columnas de humo, aunque las autoridades no han dado pista alguna de la posibilidad de una segunda erupción en los próximos meses.

Aunque el visitante tendrá que esperar hasta que el gobierno de Costa Rica obtenga una autorización oficial para visitar el volcán en sí, Turrialba sigue siendo una parte llamativa de los paisajes naturales en Cartago y un espectáculo digno de observar.