Pocos lugares se comparan con la majestuosidad del Parque Nacional Volcán Irazú

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Viajeros con el gusto por la diversidad ecológica y paisajes únicos han viajado desde hace mucho tiempo a Costa Rica a maravillarse con sus doradas costas caribeñas, sus exuberantes bosques tropicales y sus épicos e impresionantes volcanes – pocos de ellos con una presencia tan impresionante como el Parque Nacional Volcán Irazú del mismo nombre.

Irazú: Volcán Activo

El Irazú es un enorme volcán aún activo localizado en la extensión central del país, el volcán se encuentra a una distancia corta en autobús o automóvil desde cualquiera de las ciudades de Cartago y San José. El volcán se ha ganado el sobrenombre del El Coloso, por los locales, debido a su papel histórico en numerosas catástrofes, Entre las más notables están los casi tres años de erupciones que coincidieron con la visita del en ese momento Presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy, en el año 1963. Se dice que las erupciones comenzaron el día que el presidente Kennedy arrivó con motivo de una visita de estado, cubriendo con cenizas y roca fundida las ciudades aledañas, contaminando el aire con humo y causando daños severos en los alrededores hasta el año de 1965.

Actualmente el volcán es más pasivo y, debido a esto el Parque Nacional Volcán Irazú se ha transformado en un popular destino turístico para visitantes locales e internacionales interesados en las anomalías geográficas características de las actividades volcánicas. De estas, la más interesante y hermosa puede ser el Lago Diego de la Haya. Localizado en uno de los enormes cráteres del Parque Nacional, El Lago Diego de la Haya es un lago de una tonalidad verde brillante llamado asi por el exgobernador de Cartago, don Diego de la Haya Fernández.

Parque Nacional Volcán Irazú

Los viajeros encontratrán mucho que hacer en el parquet más que sólo observar el volcán. El Parque Nacional Volcán Irazú posee una gran cantidad de senderos y rutas para bicicletas que permitirán a los turistas explorar la belleza salvaje e indomable de la región. Los árboles de los bosques circundantes han crecido altos y fuertes gracias al suelo rico en minerales cerca del volcán, asimismo mientras mas uno se acerca a las líneas de los árboles, la vegetación se observa mas y más chamuscada hasta que los cráteres borbolleantes de vapor y fumarolas es todo lo que alcanza la vista.

Si bien el Volcán Irazú puede carecer de alguna de la biodiversidad característica de otros parques nacionales, si existen algunas criaturas específicas a las regiones aledañas al famoso volcán. Las aves en particular se han adaptado a la vida cerca del volcán, entre ellas el junco de volcán (familia del gorrión americano común) y el colibrí de volcán, ambas especies han hecho su hogar en los bosques y alrededores del volcán Irazú.