Visite el Museo de Los Niños

Share on Facebook
Comparta ese Tweet

El hermoso clima de Costa Rica, sus inigualables paisajes y la rica cultura lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares de los últimos años. San José, su capital, se ha vuelto particularmente popular. Si planea visitar la ciudad, asegúrese de visitar el Museo de los Niños para obtener una experiencia única y emocionante.

Rico en Historia

El Museo de los Niños es verdaderamente rico en historia. Antes de convertirse en lo que es hoy, el edificio fue conocido como la Penitenciaría Central durante 80 años. Después de cerrar en 1979, el edificio se quedó vacío hasta que Gloria Bejarano de Calderón, la Primera Dama de Costa Rica en ese momento, decidió abrir un museo que se centró en el entretenimiento y la ciencia. El museo abrió sus puertas en abril de 1994 y desde entonces ha sido un destino popular para turistas y lugareños. Casi 300,000 personas caminan por sus puertas cada año.

Diversión para Todos

Tanto a niños como a adultos les encantará la variedad de actividades en las que pueden participar en el Museo de los Niños. El edificio contiene 40 distintas salas interactivas, cada una ofreciendo una nueva aventura. Comience por aprender sobre el universo, la arqueología o la cultura egipcia antes de pasar a interactuar en salas dedicadas a Costa Rica, la naturaleza y los medios de transporte. Otras habitaciones incluyen el cuerpo humano, electricidad, televisión y el reciclaje.

Además de la gran variedad de actividades disponibles cada día, el museo alberga varios eventos durante todo el año. Dependiendo de cuándo lo visite, puede participar en eventos que celebran el Día del Niño, el aniversario del museo, Navidad y otras festividades. Los campamentos de verano también están disponibles. Cada evento se centra en habilidades y rasgos importantes como la felicidad, la amistad, la paciencia y la perseverancia.

Independientemente de las actividades o eventos en los que quiera participar, usted sin lugar a dudas será realmente parte de la diversión. A diferencia de otros museos que tienden a practicar el "mira pero no toques", El Museo de los Niños quiere que realmente experimente cada información y sección. Niños y adultos por igual pueden ver cómo es dirigir una sinfonía, visitar una granja lechera e incluso hablar con un robot astronauta de tamaño natural de la NASA. No olvide echar un vistazo al suelo que le permitirá hacer música pisando teclas sobre él. Incluso se pueden experimentar sismos o terremotos controlados.

Otras Actividades

Como parte del Centro de Ciencia y Cultura de Costa Rica, El Museo de los Niños alberga tres proyectos más importantes. La Galería Nacional está dedicada a las artes visuales. Sus 14 salas albergan cinco exposiciones diferentes al mes, así como también programas de pintura, fotografía, arte digital y escultura para individuos y/o grupos. El Teatro Nacional de Costa Rica es otro proyecto importante para el área. Rico en historia arquitectónica y cultural, el teatro ha recibido ballets, sinfónicas, obras de teatro y una variedad de otros eventos en los últimos 100 años. Finalmente, el museo alberga una zona para jóvenes que ofrece un espacio seguro para reunirse con amigos y simplemente pasar el rato.

Pase tiempo en el Museo

Ubicado justo al norte del centro de San José, se puede llegar fácilmente al Museo de los Niños en taxi y hay un estacionamiento disponible si planea llevar su vehículo. Debido a su tamaño, lo normal es pasar todo el día si desea experimentar todo lo que este lugar ofrece. Muchos visitantes anteriores dicen que regresaron al día siguiente para finalizar la experiencia. Guías turísticos están disponibles también para aquellos que deseen aprender aún más mientras recorren el museo. Una cafetería en el lugar garantiza que todos reciban una comida saludable o un refrigerio entre cada experiencias.

Con solo $3.49 USD para menores de 15 años y $ 3.83 USD para todos los demás, El Museo de los Niños es una excelente manera de disfrutar de la cultura de Costa Rica, incluso si está de vacaciones con un presupuesto ajustado. El edificio está abierto todos los días excepto los lunes.