Visite el Museo de Cultura Popular

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
Hay gran variedad de lugares increíbles para ver en Costa Rica y un gran número de estos se pueden encontrar en el corazón del país en su capital San José. Sin embargo, los visitantes también se aventuran a Santa Lucía de Barva en la provincia de Heredia para visitar el Museo de Cultura Popular. Este destino alberga bastantes artefactos importantes relacionados con la cultura, las costumbres y el arte de Costa Rica del siglo XIX. La tarifa de entrada es de solo $2, por lo que es un viaje que vale la pena realizar.

Historia del Museo

Originalmente fue el hogar del ex presidente de Costa Rica, Alfredo González Flores, el museo fue establecido en 1995 por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de este país. Transformaron la casa solariega en un museo diseñado para educar a los residentes y turistas de Costa Rica sobre la rica historia costarricense.

Atracciones

Hay gran variedad de lugares interesantes para ver en el museo, incluida la Casa del Barro. Esta es una exposición permanente diseñada para educar a los visitantes sobre la arquitectura en el siglo XIX que se veía comúnmente en el valle central del país. Esta granja se erigió en una plantación de café en 1885, con palos de madera, bambú, madera y barro. Esta casa contiene muebles, así como muchas herramientas y artículos para el hogar que se habrían utilizado en dicha plantación durante ese período de tiempo.

Alrededor del museo, encontrará un pequeño jardín exótico. Los turistas pueden pasear tranquilamente por las instalaciones para ver los diferentes tipos de vegetación nativa. Los ricos colores de las flores y las plantas seguramente atraerán su atención.

Dependiendo del día que visite, puede encontrar actividades en el programa que puedan disfrutar personas de todas las edades. Los directores del museo creen que los niños deberían tener tiempo afuera para jugar en lugar de estar encerrados dentro todo el tiempo, y ofrecen varias actividades al aire libre para facilitar esto. Por ejemplo, algunos días, las actividades implican volar pequeñas cometas de papel o papalotes.

El museo es también un gran lugar para celebrar eventos especiales. Hay salas disponibles para que las personas realicen reuniones de negocios y un hermoso jardín para aquellos que deseen celebrar sus ceremonias de boda en el local. También hay suficiente espacio para la recepción de una boda, por lo que los invitados no tendrán que viajar por la ciudad para ir de un evento al siguiente.

Para permitir a los visitantes pasar cómodamente todo el día dentro y alrededor del museo, hay un restaurante al aire libre que se encuentra junto al edificio principal. De acuerdo con la estética del resto del museo, sirve cocina tradicional costarricense, como los tamales, el cual es un favorito local. El restaurante elabora sus propias tortillas frescas diariamente, y periódicamente organiza talleres especiales donde los asistentes pueden aprender cómo hacer tortillas tradicionales de Costa Rica.

Diversión para Todos

El museo está abierto los fines de semana y ofrece una gran oportunidad para que los niños, adolescentes y adultos participen en la cultura costarricense. Los estudiantes de secundaria y universidad pueden participar en un taller de "Aprender haciendo". Además, cualquiera puede disfrutar simplemente caminando y viendo la moda de la época y el bello arte de Costa Rica en la colección. Algunas de las festividades también incluyen música y tradiciones orales, así que eche un vistazo al calendario para decidir cuándo le gustaría visitar.

El museo está ubicado entre Barva y Heredia y está abierto de 10 a.m. a 5 p.m. durante los fines de semana. Comenzando desde la panadería Musmanni, viaj 100 metros al norte y gire a la derecha, luego de un kilómetro al este. Allí, verá los letreros y llegará a su destino. El Museo de Cultura Popular es una manera fantástica de aprender todo sobre la cultura de Costa Rica en un ambiente divertido y relajante.
Los Mejores Tours de Un D�a en Costa Rica