Puerto Jimenez, Puntarenas Sur

Share on Facebook
Comparta ese Tweet
En la región sur de la provincia de Puntarenas se encuentra el pequeño pueblo de Puerto Jiménez. Con poco más de 3.000 habitantes, esta histórica comunidad minera y maderera es una de las ciudades más grandes de la Península de Osa. Está bordeada en un lado por el Golfo Dulce, y por el otro por el amplio Parque Nacional Corcovado. Puerto Jiménez ofrece de todo, desde observación de delfines en el golfo hasta caminatas en la selva tropical. Los visitantes podrán echar un vistazo al impresionante Guacamaya Escarlata durante el día y ser testigos de las increíbles puestas de sol de Costa Rica al atardecer. Para los más aventureros, Puerto Jiménez ofrece una vida nocturna activa, aunque poco ruidosa.

Península de Osa

National Geographic Magazine ha llamado a la Península de Osa "uno de los lugares biológicamente más intensos del planeta". Hogar de algunas de las selvas tropicales más prístinas del mundo, la Península de Osa también contiene las selvas tropicales más impresionantes de América Central y es uno de los lugares más populares a nivel mundial. Los visitantes definitivamente deben contratar a un guía turístico profesional ya que la península también alberga personajes peligrosos como la serpiente más mortífera de Costa Rica, la Fer-de-lance.

Parque Nacional Corcovado

El Parque Nacional Corcovado tiene una única selva tropical primaria de tierras bajas del mundo, por lo que es una de las atracciones turísticas más populares en Costa Rica. Este parque de 41,000 hectáreas (más de 100,000 acres) es un santuario para 140 especies de mamíferos, 400 especies de aves, 116 especies de reptiles y anfibios, 40 especies de peces, 4 especies de tortugas marinas y al menos 500 especies de árboles. Los visitantes podrán apreciar animales como la rana arborícola de ojos rojos, el quetzal y el tapir. El parque también es hogar de dos especies animales muy raras: el Mono Araña y el Aguila de Arpón. Los huéspedes pueden ingresar al parque por dos entradas principales, una de las cuales es Puerto Jiménez, donde las estaciones de guardaparques brindan información e instrucciones para practicar el senderismo dentro del parque. Lo mejor es contratar un guía profesional debido a la gran cantidad de animales salvajes en completa libertad.

Golfo Dulce

Además de hermosas playas, pesca deportiva, kayak y kite surf, el "Golfo Dulce" también alberga la Reserva Forestal Golfo Dulce. La reserva es un hábitat protegido de 149,500 acres que ofrece tranquilas aguas para nadar, caminatas y observación de aves. Entre los animales nativos que viven en la reserva se encuentran el oso hormiguero, el jaguar y el ocelote. Las aves comúnmente vistas incluyen el guacamayo escarlata, el tucán y muchos más. En esta región biodiversa, los visitantes también pueden ver árboles de entre 100 y 140 pies de altura. La reserva forestal es uno de los lugares más húmedos del mundo y recibe hasta 200 pulgadas de lluvia por año. Con temperaturas generalmente entre 80 y 90 grados Fahrenheit durante el día y una inmersión ocasional en los 70 por la noche, la humedad aquí es extremadamente alta. Hay una breve estación seca que dura de diciembre a abril de cada año.

Cómo Llegar?

Mientras que Puerto Jiménez puede parecer remoto en el mapa, viajar a esta joya vacacional es sorprendentemente fácil. Los viajeros internacionales pueden reservar vuelos directamente hacia el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría ubicado en Alajuela muy cerca de la capital San José y luego volar desde allí hasta el aeropuerto local de Puerto Jiménez. También se puede acceder a Puerto Jiménez en automóvil o autobús, pero el viaje de más de 7 horas hace que volar sea una mejor opción.

Los viajeros pueden pasar el día explorando el histórico Puerto Jiménez y viendo a los magnificos guacamayos escarlata sumergirse y atravesar cielo o visitar las playas de Golfo Dulce para relajarse bajo el sol de Costa Rica. Lo que sea que decida hacer, una fantástica aventura ecológica le espera en Puerto Jiménez.